AY DESTINO


Regataalanochecer

Cuando la luna y los astros

me arrastran entre sus sombras,

tan heladas;

Y recuerdo el otro lado

de la luz y las lisonjas,

hoy calladas.

Hago un guiño, a la vida,

al espacio, y al tiempo,

y me entrego

a compartir la alegría,

sin importar el momento,

desde adentro.

Es ilusión el sendero

alumbrado por farolas,

o por la luna?

Quizás será lo primero

reparar el alma rota,

sin fortuna.

La penumbra, la soledad,

de nuevo me hacen su presa,

y, perdido,

anónimo en la sociedad,

pinto de nuevo mi estela.

Ay, Destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s