Jornada de Meditación


20150525_161840 (2)

La vida pasa vertiginosamente. En muchas ocasiones se hace mas patente que nuestro granito de arena forma parte de un montón enorme; y al menos a mí me resulta difícil degustar cada acontecimiento.

Por añadidura, las redes sociales facilitan de tal manera la comunicación, que en algunos momentos  me hacen percibir que no soy mas que un hombre que no tiene el don de la omnipresencia, y ni siquiera el de la ubicuidad.

Yo, que presumo de vivir sin agenda escrita, me sigo resistiendo a tomar el papel y el lápiz, o a llevar una vida de anacoreta. Eso hace que en ocasiones precise abstraerme de las ventanas de mi actualidad mundana, y me dedique a dejar que sea la naturaleza mi sabia consejera.

Una de esas jornadas, improvisada, como casi siempre, la he pasado en el Monasterio de Piedra.

Monasterio de Piedra1
Cascada

 

“Corrientes de agua cristalina

que limpian el alma del viajero

y dejan su mente en reposo,

saciando su sed y sosegando sus antojos ,

descubriendo lo trascendente y efímero

de nuestro paso por esta vida”.

La cascada de agua es como una antesala del futuro. Una trepidante aventura comienzo cada instante. Lo importante es disfrutar de ella en cada instante, teniendo en cuenta lo difícil que resultaría remontar la cascada. Ir contra corriente. Pero, como el agua, podemos encontrar parajes reconfortantes en nuestro caminar.

Monasterio de Piedra2
Camino

 

Y a los momentos mas oscuros, les suceden ventanas luminosas que nos invitan a vivir con ansias renovadas.

Monasterio de Piedra3
Monasterio de Piedra4 Ventana
Monasterio de Piedra5
Ventana a la luz
Monasterio de Piedra7
Ventana al horizonte
Monasterio de Piedra8
Ventana a la Tierra
Monasterio de Piedra 9
Ventana al camino

 

 

Son las alternativas que nos brinda la vida. Y entonces reflexiono y siento mi libertad.  Tengo opciones, y yo elijo. Es la esencia de la libertad.  Mi libertad estriba en quedarme reposando en el túnel, asomarme a las ventanas, o traspasar una de ellas.  Y todas son fascinantes. Unas con mas esfuerzo, otras con menos, pero son vida, amada vida.

Nunca me arrepiento de lo que hice, aunque en muchas ocasiones si que pienso que pude y debí caminar mejor.  Cada ventana nueva me  ofrece la maravillosa ocasión de practicar lo que aprendí.

Monasterio de Piedra11
El árbol viejo

 

Y aunque el árbol se vaya haciendo viejo, mientras le quede una raíz, y un trozo de tierra, y un reguero de agua, seguirá vivo.

 

 

Monasterio de Piedra20
Monasterio de Piedra21Monasterio de Piedra22Monasterio de Piedra24 Reflejo
Monasterio de Piedra25
Armonia  

 

Y cada instante, cada acto, deja un destello, un reflejo que depende de la luz del momento, o de la perspectiva desde donde se vea.

Moraleja: Vive con autenticidad y optimismo. No tengas miedo a compartir. La armonía entre la realidad y su reflejo quizás sea una de las esencias de la vida.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s