Sus miedos


Desde la atalata de los Campos de Algodón,
baja un murmullo hasta las plantaciones de Arroz.
Y se extiende a almendros, olivos y vides.
Recorre pinares y secanos de trigo y centeno.
Y entonces, inevitablemente, llegan sus miedos.
A lomos de caballos inciertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s