Campos de algodón


campo-de-algodon

Un vuelo solitario por los campos de algodón,
donde habitan mis ancestros muertos,
que en algún momento recibieron el perdón
por los sinsabores causados en esta vida,
y que allí tienen un mundo abierto
para nosotros, nuestras almas, y nuestras cuitas.

Un camino lento y tortuoso lleno de sorpresas,
a veces displicentes e imprecisas,
y otras concisas, reales y concretas,
y otras sublimes, tiernas, candentes;
llenas de sentimiento y poesía,
y testigo de nuestra paz y nuestras guerras.

Una historia inacabada hasta la misma muerte,
de hechos carnales, mecánicos e insensibles;
de egoísmo, sinsabores y placeres.
que van conformando a las personas,
y esas señas que las distinguen,
mientras, paso a paso, esta vida jalonan.

Y las relaciones, las culpas y los perdones,
los premios, los castigos e ignorancias,
que endurecen solemnemente los corazones,
y hacen impermeables tantas almas,
que van quedando vacías las iglesias,
y dejan de ser hogares nuestras casas.

Parejas ajadas por la intolerancia,
la falta de diálogo y argumentos,
por la belleza exterior y la insolencia,
la falta de fe en el concierto
de esos pocos pilares supremos
que armonizan nuestros tiempos.

Y todos juntos agotamos día a día
los recursos naturales de nuestro Paraíso.
Y este corazón se llena de melancolía
por tanto desacato y desconcierto,
que nos aboca a ese largo abismo.
…….
Y la muerte alza sus manos,
y lo hace de tal suerte,
que, buenos o malos,
todos los que moramos
en este mundo inerme,
…muramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s