La Primera cita a Ciegas


IMG00413-20110506-1353

Esto no es un poema, es una parodia de la vida.

Todos los nombres y situaciones son imaginarias, por lo que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Es un conjunto indefinido de relatos cortos, que guardan relacion con Internet, por lo que en el blog llevarán el título genérico (Como la vida misma) y un subtítulo.

LA PRIMERA CITA A CIEGAS

Hola, soy Gabino. Gabi para los amigos.

Llevo poco tiempo aqui y me encuentro algo desplazado pues ni entiendo algunas de sus palabras y frases coloquiales, ni visto como esta gente de ciudad. Y a la disco mejor ni voy. Denoto cierta guasa en los comentarios.

De momento he encontrado un trabajo haciendo hoyos para las torres de Alta Tensión, y vivo en el piso de la hermana de Nicolás. La habitacion donde duermo es muy grande. De hecho cabemo Nicolas, el tito Miguelito, Antoñito el del colmado y yo.

Me ha dicho Charli , que es amigo mio desde que ibamos al colegio en Los Pedernales, que lo mejor para mi sera hacer amistades en Internet.

Me ha hecho una cosa que el llama perfil en “www. mentir.com “, y estoy miaja molesto con él, porque dice que soy mas alto y mas joven de la realidad, y ha puesto una foto mia de frente y de lejos de hace cuatro años, para que no me se vea que tengo mas nariz que el nasón de Quevedo.

El me dice …”No seas tonto, asi tines mas chicas interesadas” y me ha indicado como explicar después estas diferencias…pero la verdad es que me sienta mal. De todas las maneras le hare caso, porque yo no entiendo nada de todo esto.

Ciertamente Charli es un crack, porque es que siguiendo los pasos que me ha marcado, he quedado para el sábado por la tarde con una chica sencillamente bonita, agradable, educada..no se puede decir nada. Se llama Esperanza, para los amigos Espe, aunque a mi me gustaría decirle Esperanzi.

Mientras tanto, Espe y su prima Lucre repasaban una y otra vez el perfil de Gabi.

Espe:

La foto me ha dicho que es de hace tres meses, no esta mal.

De estatura 1,86 un poco bajito pero si solo tiene eso, es pasable.

De profesión joyero (tiene que tener potenci económica)

Parece muy sencillo e inocente. Igual tenemos suerte.

Lucre: Y Donde habeis quedado?

Espe: En la puerta de la tienda. Le he dicho que llevare un vestido amarillo limón de tirantes (igual que el del maniquí del escaparate). Luego ya le explicare si haace falta que he cambiado de vestido a ultima hora.
Lucre: Pero el sabe que esta es nuestra tienda?

Espe: No tonta!!. Asi lo podemos estudiar desde aqui sin que se de cuenta, para saber como entrarle.

Lucre: Pero que lista eres, prima!!

LA CITA

Llega el dia. La hora está cercana. Gabi se apresta a vestirse para la ocasión. Ha comprado una caja de perfume Abril de Carolina Herrera, y llega al lugar unos minutos antes.

Le dá reparo quedarse de plantón allí solo, en medio del acerado, creyendo que todas las miradas los contertulios de la terraza de la cafeteria colindante se posan en él. Asi que decide ocupar una mesa cercana a la fachada de la tienda, desde donde le sera facil ver a Espe cuando llegue.

Repasa una y mil veces las explicaciones que tiene que dar a su estatura, a su profesión; y va pasando el tiempo. Y Espe que no llega.

Ya pasan cinco minutos de la hora. La euforia se convierte en decepción léntamente. Los nervios en agarrotamiento. Las miradas de los usuario de la terraza en alfileres que pinchan por todo el cuerpo. El cuello de la camisa en una soga homicida. Gabi comienza a no saber donde meterse, a no saber que hacer.

Mientras tanto Espe y Lucre no hacen mas que mirar disimuladamente a través del escaparate.

El apuesto joyero no aparece. Pasan los minutos. Sube la angustia. “Lucre, que se me pasa el arroz!!”, “Que me haya hecho esto a mi”… son las expresiones mas suaves de Espe, que da rienda suelta a sus nervios cuando ,a la media hora de espera , ven una especie de mesilla andante en frente de la tienda con una cajita de perfume en la mano, dando vueltas incesantemente y mirando sofocado para todos lados.

Es que Gabi, que ya esta como una moto, después de tres cafés, se ha levantado, y se ha colocado en frente de la tienda, oteando el horizonte, intentando encontrar a la chica del vestido de tirantes amarillo limón.
Al final la ve!! dentro de la tienda. Se aproxima precipitadamente al escaparate para cerciorarse. Y oh!! ,pero si es un maniqui. “¿Como alguien ha podido jugar conmigo asi?,y ¿quién?; mi primo, los amigos quizas. Ha debido de ser una broma.”. Cabizbajo, emprende la retirada buscando el modo de afrontar la situación con los sujetos que supuestamente le embarcarion.

Espe, desde dentro de la tienda, lo ve alejarse; y , como en el fondo tiene buen corazón , se piada de él y piensa que l pobre le ha sucedido igual que a ella. Con lo dispuesto y entregado que parecía , y le falló la chica. Esto no suponia un consuelo, pero si que,íntimmente,  amortiguó su golpe, al apiadarse del hoyero.

LA MORALEJA

Todos los cuentos tienen su moraleja. Es fácil adivinar, después de tantos despropóitos, cuál es la de este.

Yo me quedo con que es habitual (no se si por defensa, o por epeculación, o por miedo) no hablar claro, guardarse cartas, trazarse estrategias, ocultar verdades e intenciones. Tratemos siempre la situciones de un modo sincero, sin ambajes ni dobleces. Y seamos solidarios en la sencillez. Pero hay mas…

Safe Creative #1304295024987
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s